Villa Montaña Hotel & SPA

Platillos Típicos

Carnitas

Carnitas

Las carnitas son consideras un platillo delicioso en la gastronomía mexicana, además de ser un alimento con gran tradición e historia. Las carnitas son del gusto incluso de paladares elegantes y su origen data de la época de la conquista en México.

En hogares y establecimientos es común ver las mesas llenas en torno a un platón de carnitas michoacanas. El platillo a base de carne de cerdo, es acompañado de limón, cebolla y por supuesto tortillas con los que se preparan tacos deliciosos. Por supuesto, además de tacos, las carnitas se pueden preparar en enchiladas y otros tantos platillos del gusto de mexicanos y extranjeros.

De acuerdo a versiones que dieron diferentes historiadores, cuenta la leyenda que en la época de la conquista española, se introdujeron diversos productos como especies animales, entre ellos los cerdos, y que posteriormente llegaron a Quiroga, Michoacán.

Los que no rindieran tributo a Cristo en aquella época eran considerados “traicioneros” o “herejes”, por lo que eran asesinados o excluidos. Eso provocó que muchos escondían el culto que profesaban, por lo que durante el viaje realizado por territorio tarasco, como forma de ubicar aquellos que no adoraban a Jesús, llevaron a cabo un banquete.

El festín estaba elaborado a base de carnitas de cerdo. Cabe recordar que la religión musulmana y la judía no comen carne, debido a que la consideran “impura” y “sucia”, y es así que desde aquel momento se consume el manjar de carnitas en México.

Cabe añadir que en muchas zonas del país se llegan a adjudicar el origen de las carnitas, por lo que diversos historiadores han tratado de encontrar el verdadero origen de dicho platillo. Hasta hoy, la historia se ha aderezado de leyendas y relatos sueltos.

Al momento de preparar carnitas no se desperdicia ninguna parte del cerdo, su carne y vísceras aún frescas se preparan en cazuelas de cobre al fuego lento y durante varias horas.

Para cocinar carnitas se emplea la carne fresca del animal y las vísceras bien limpias, oreadas y secas. Cuando se tiene la carne lista se debe freír o confitar en abundante manteca de cerdo a fuego muy lento que no debería siquiera generar burbujas, se agrega sal y hierbas, dejando cocer durante bastante tiempo hasta que adquiera el término deseado.

Posteriormente los paladares se deleitan con su peculiar y exquisito sabor en cada una de sus piezas, como maciza, chamorro, cuerito, buche, nana, y vísceras, que son las más populares.

Esta técnica no se usa únicamente para las carnitas de México, ya que en muchos países así también se cocinan tanto el cerdo, como el pato, el ganso y hasta pollos. Esta era una manera de preservación de los alimentos, que una vez confitados se guardaban embebidos en su propia grasa, evitando así su descomposición.

Como testigos del mestizaje, están los exquisitos condimentos y guarniciones que acompañan a las carnitas, como el cilantro, cebolla, limón, nopales preparados, rábanos, salsa, queso y guacamole, que son complementos sin igual.

Las carnitas son un aporte michoacano a la gastronomía nacional, un platillo que tradicionalmente es relacionado en tacos, en una mesa llena de gente conocida o que simplemente los une el sabor y delicia de las carnitas michoacanas.

Sin duda es un platillo para llevar más allá de las fronteras y que al mismo tiempo ha influenciado a la cocina latinoamericana, por supuesto en distintas formas de preparación, con cada una de las técnicas de las regiones de nuestro continente.

Las carnitas son sin duda parte de la historia y tradición de Michoacán, pues en Santa Clara del Cobre se hacen las cazuelas en donde se fríe el cerdo y en Quiroga se preparan las mejores carnitas de todo México.

Contactar al Hotel

Si desea contactarnos para realizar una reservación, puede ingresar sus datos y un asesor con gusto se pondrá en contacto.

Contacto

Hotel Villa Montaña

Menú Principal

Menú Principal

Consulta nuestras promociones del mes de Octubre